MCU INAEM
Vista normal Vista MARC Vista ISBD

La vida es sueño

por Calderón de la Barca, Pedro; Fernández, José Luis [Dir. Escen.]; Torres, Raquel [Intérprete]; Hita, Marcos [Intérprete]; Mena, Ana Dolores [Intérprete]; García, Esperanza [Intérprete]; Jiménez, Pedro [Intérprete]; Trujillo, José María [Intérprete]; González, Rubén [Intérprete]; Fernández, José Luis [Escen.]; Sotte [Escen.]; Vidarte, Alberto [Escen.]; Fernández, José Luis [Il.]; Fernández, José Luis [Son.]; Fernández, José Luis [Adap.].
Tipo de material: materialTypeLabelMaterial visualEditor: Madrid INAEM 2011Descripción: 99 min. son., col.Recursos en línea: Programa Festival de Almagro 2011 (pg. 64) Interpretación: Rubén González ; Esperanza García ; José María Trujillo ; Ana Dolores Mena ; Pedro Jiménez ; Marcos Hita ; Raquel TorresResumen: ¿La vida es sueño? Como el espacio, como el tiempo, la respuesta es bien relativa. Dejó bien atado Einstein este asunto con su famosa teoría: cada uno tenemos nuestro propio y único sistema de referencia; por eso la percepción es relativa: depende del observador. Pero la existencia es algo más complejo que la invariancia física y claro, cuando un inmenso e inabarcable interrogante se instala sobre la mente de cualquiera de nosotros, todos acabamos mirando al cielo del presente en busca de respuestas: a ese cielo situado en la intersección entre el cono de luz del pasado y el cono de luz del futuro; a ese mismo cielo donde conviven, de una parte, los “hados” en que cree el Rey Basilio y al que se entrega preso de sus miedos ignorando una realidad que prepara su venganza; y de otra parte, el majestuoso espectáculo de un nocturno cielo al que Segismundo interpela preguntándole: “Apurar, cielos, pretendo, / ya que me tratáis así, / ¿qué delito cometí / contra vosotros naciendo?”; observando las estrellas, Segismundo forja la sabiduría de su instinto concluyendo: “¿No nacieron los demás? / Pues si los demás nacieron, / ¿qué privilegios tuvieron / que yo no gocé jamás?”. Y no los gozó porque desde que nació fue privado de libertad -por culpa de esos ¿’hados’? en que Basilio ¿creyó? (...) ¿Y la vida?, ¿es sueño? Poca cosa, entonces, sería, ¿no? No creemos que Calderón se quedara ahí sino que con su título en afirmativo y su impresionante texto, lo que hizo fue legarnos una gigantesca interrogación: ¿la vida es sueño? Puro alegato contra la relatividad de quienes ejercen el poder. (Programa Festival de Almagro 2011, pg. 64: http://festivaldealmagro.com/uploads/files/programa_2011.pdf)
    valoración media: 0.0 (0 votos)
Tipo de ítem Ubicación Signatura Copia número Estado Notas Fecha de vencimiento Código de barras
Videograbación Videograbación
Centro de Documentación Teatral
5521 1 Available Copia en formato: DVD VID55210001

Calidad de la imagen: Media

Calidad del sonido: Media

Tipología de contenido: Espectáculos

Dirección de escena: José Luis Fernández

Producción de: La Refinería Teatro

Interpretación: Rubén González ; Esperanza García ; José María Trujillo ; Ana Dolores Mena ; Pedro Jiménez ; Marcos Hita ; Raquel Torres

Grabada en : Teatro La Veleta, de Almagro, 2011-07-05

¿La vida es sueño? Como el espacio, como el tiempo, la respuesta es bien relativa. Dejó bien atado Einstein este asunto con su famosa teoría: cada uno tenemos nuestro propio y único sistema de referencia; por eso la percepción es relativa: depende del observador. Pero la existencia es algo más complejo que la invariancia física y claro, cuando un inmenso e inabarcable interrogante se instala sobre la mente de cualquiera de nosotros, todos acabamos mirando al cielo del presente en busca de respuestas: a ese cielo situado en la intersección entre el cono de luz del pasado y el cono de luz del futuro; a ese mismo cielo donde conviven, de una parte, los “hados” en que cree el Rey Basilio y al que se entrega preso de sus miedos ignorando una realidad que prepara su venganza; y de otra parte, el majestuoso espectáculo de un nocturno cielo al que Segismundo interpela preguntándole: “Apurar, cielos, pretendo, / ya que me tratáis así, / ¿qué delito cometí / contra vosotros naciendo?”; observando las estrellas, Segismundo forja la sabiduría de su instinto concluyendo: “¿No nacieron los demás? / Pues si los demás nacieron, / ¿qué privilegios tuvieron / que yo no gocé jamás?”. Y no los gozó porque desde que nació fue privado de libertad -por culpa de esos ¿’hados’? en que Basilio ¿creyó? (...) ¿Y la vida?, ¿es sueño? Poca cosa, entonces, sería, ¿no? No creemos que Calderón se quedara ahí sino que con su título en afirmativo y su impresionante texto, lo que hizo fue legarnos una gigantesca interrogación: ¿la vida es sueño? Puro alegato contra la relatividad de quienes ejercen el poder. (Programa Festival de Almagro 2011, pg. 64: http://festivaldealmagro.com/uploads/files/programa_2011.pdf)

Tipo de destinatario: Adultos

español

No hay comentarios para este ítem.

Ingresar a su cuenta para colocar un comentario.

Con tecnología Koha