Zanahorias Parábola pedante de la depravación como Máximo Baluarte del prestigio social

Por: Zancada, AntonioTipo de material: TextoTextoSeries Teatro ; 157Detalles de publicación: Madrid : Antígona, 2019Descripción: 152 p. il. ; 21 cmISBN: 978-84-16923-94-6Tema(s): Zancada, Antonio | Literatura dramática -- S.XX-XXI -- EspañaResumen: En un mundo en plena decadencia, las celebridades pugnan por ser protagonistas del escándalo que les lleve a la cima de la popularidad. ¿Nuestros días? Puede ser, pero no, es el Reino de Puritania en el siglo XVIII. Mientras a las afueras de los palacios el pueblo llano muere de hambre, dos damas de alta alcurnia, la Condesa de ¡Eh! y la Marquesa de ¡Ahhh!, pugnan por el título a «la más depravada del reino». La instigadora de tan singular combate es Madame del Sagrado Corazón que regenta la casa de «juegos» de peor reputación del país «Le Paradis». ¿La forma de hacerlo? Degradar al partenaire de su contraria, el mismísimo Rey ¡Oh! I y el Marqués de ¡Ufff!, respectivamente. «¿Cómo sabré que he llegado hasta el más alto grado de humillación?», pregunta la Condesa. En ese momento Madame del Sagrado Corazón destapa una cesta repleta de «prohibidas» zanahorias, ambas damas gritan horrorizadas
Star ratings
    Valoración media: 0.0 (0 votos)
Existencias
Tipo de ítem Biblioteca actual Ubicación en estantería Signatura Estado Fecha de vencimiento Código de barras
Fondo moderno Fondo moderno CDAEM
Sede de Argumosa ZAN.A \ ZAN \ esp Consulta en sala 0032524802068

En un mundo en plena decadencia, las celebridades pugnan por ser protagonistas del escándalo que les lleve a la cima de la popularidad. ¿Nuestros días? Puede ser, pero no, es el Reino de Puritania en el siglo XVIII. Mientras a las afueras de los palacios el pueblo llano muere de hambre, dos damas de alta alcurnia, la Condesa de ¡Eh! y la Marquesa de ¡Ahhh!, pugnan por el título a «la más depravada del reino». La instigadora de tan singular combate es Madame del Sagrado Corazón que regenta la casa de «juegos» de peor reputación del país «Le Paradis». ¿La forma de hacerlo? Degradar al partenaire de su contraria, el mismísimo Rey ¡Oh! I y el Marqués de ¡Ufff!, respectivamente. «¿Cómo sabré que he llegado hasta el más alto grado de humillación?», pregunta la Condesa. En ese momento Madame del Sagrado Corazón destapa una cesta repleta de «prohibidas» zanahorias, ambas damas gritan horrorizadas

No hay comentarios en este titulo.

para colocar un comentario.

Con tecnología Koha