De ley / Ernesto Caballero Tercera : A escena, que empezamos.

Por: Caballero, Ernesto, 1957-Tipo de material: ArtículoArtículoDetalles de publicación: Madrid : : Asociación de Autores de Teatro, , 2016ISSN: 1575-9504Tema(s): La comedia nueva o El café | Mujeres y teatroRecursos en línea: Ir al artículo (texto completo) En: Las Puertas del DramaAlcance y contenido: "Durante más de dos mil años el teatro, como aquel añejo brandy, fue cosa de hombres. Sólo de hombres... Sin embargo, algunos de los principales personajes de las tragedias áticas eran femeninos. ¿Qué hacer? Recurrir para su desempeño a varones en un curioso party drag que más tarde, ya en el medievo, reeditaría la Iglesia con sus dramas religiosos. Así de fácil y natural. (Aquí, sin ir más lejos, tenemos la pervivencia del deslumbrante Misteri d´Elx, donde cada verano la Virgen María es interpretada por un muchachito de la localidad.) Y qué no decir del excelso teatro isabelino, ya en los albores de la edad moderna, con sus virilizadas Ofelias, Ladys Macbeth, Rosalindas, Olivias... Con todo, y pues que vivimos tiempos de bizarros negacionismos, al día de hoy aún se dejan oír voces aleccionadoras que con pintoresca asertividad sostienen que en el arte de Talía la igualdad entre los sexos siempre ha campado a sus anchas. Hombre, tanto como siempre...".
Lista(s) en las que aparece este ítem: Las Puertas del Drama
Star ratings
    Valoración media: 0.0 (0 votos)
Existencias
Tipo de ítem Biblioteca actual Colección Signatura Info Vol URL Estado Notas Fecha de vencimiento Código de barras
Publicación periódica Publicación periódica CDAEM
REV407 407 Extra núm. 1 (2016) Enlace al recurso No para préstamo Especial autoras Mujeres que cuentan REV407 Extra 1

"Durante más de dos mil años el teatro, como aquel añejo brandy, fue cosa de hombres. Sólo de hombres... Sin embargo, algunos de los principales personajes de las tragedias áticas eran femeninos. ¿Qué hacer? Recurrir para su desempeño a varones en un curioso party drag que más tarde, ya en el medievo, reeditaría la Iglesia con sus dramas religiosos. Así de fácil y natural. (Aquí, sin ir más lejos, tenemos la pervivencia del deslumbrante Misteri d´Elx, donde cada verano la Virgen María es interpretada por un muchachito de la localidad.) Y qué no decir del excelso teatro isabelino, ya en los albores de la edad moderna, con sus virilizadas Ofelias, Ladys Macbeth, Rosalindas, Olivias... Con todo, y pues que vivimos tiempos de bizarros negacionismos, al día de hoy aún se dejan oír voces aleccionadoras que con pintoresca asertividad sostienen que en el arte de Talía la igualdad entre los sexos siempre ha campado a sus anchas. Hombre, tanto como siempre...".

No hay comentarios en este titulo.

para colocar un comentario.

Con tecnología Koha