Distribuir o no distribuir: esa es la cuestión Rosa Merás Distribuidoras

Por: Merás, RosaTipo de material: ArtículoArtículoDetalles de publicación: Madrid : : Asociación de Autores de Teatro, , 2016ISSN: 1575-9504Tema(s): Distribución teatral -- s. XX-XXI -- España | Mujeres en las artes escénicasRecursos en línea: Ir al artículo (texto completo) En: Las Puertas del DramaAlcance y contenido: "Distribuir no es mi pasión aunque reconozco que, una vez que conoces el trabajo y consigues cierto reconocimiento por parte de la profesión, comienza a resultar agradable. Hasta llegar a ese punto, pocos trabajos pueden resultar más desagradecidos que el de dedicarse a la venta de espectáculos culturales en España porque el día a día se convierte en un gran NO: no tienen dinero, no tienen fechas, no responden al teléfono, no han recibido la información, no les encaja el espectáculo en su programación, no es de su interés, no es para «su» público, es caro... siempre es muy caro aún cuando lo ofertas a pérdidas por alguno de esos locos motivos a los que nos empuja muchas veces la pasión y el amor por las artes escénicas... Cuando a ello se le une el detalle de que lo que vendes es producción propia, es un trabajo que te deja sin aliento y sin energías. Cuando consigues cierto estatus profesional las relaciones con los programadores y resto de profesionales se vuelven más íntimas, más cercanas, casi de amistad y todo se vuelve algo más amable y llevadero...".
Lista(s) en las que aparece este ítem: Las Puertas del Drama
Star ratings
    Valoración media: 0.0 (0 votos)
Existencias
Tipo de ítem Biblioteca actual Colección Signatura Info Vol URL Estado Notas Fecha de vencimiento Código de barras
Publicación periódica Publicación periódica CDAEM
REV407 407 Extra núm. 1 (2016) Enlace al recurso No para préstamo Especial autoras Mujeres que cuentan REV407 Extra 1

"Distribuir no es mi pasión aunque reconozco que, una vez que conoces el trabajo y consigues cierto reconocimiento por parte de la profesión, comienza a resultar agradable. Hasta llegar a ese punto, pocos trabajos pueden resultar más desagradecidos que el de dedicarse a la venta de espectáculos culturales en España porque el día a día se convierte en un gran NO: no tienen dinero, no tienen fechas, no responden al teléfono, no han recibido la información, no les encaja el espectáculo en su programación, no es de su interés, no es para «su» público, es caro... siempre es muy caro aún cuando lo ofertas a pérdidas por alguno de esos locos motivos a los que nos empuja muchas veces la pasión y el amor por las artes escénicas... Cuando a ello se le une el detalle de que lo que vendes es producción propia, es un trabajo que te deja sin aliento y sin energías. Cuando consigues cierto estatus profesional las relaciones con los programadores y resto de profesionales se vuelven más íntimas, más cercanas, casi de amistad y todo se vuelve algo más amable y llevadero...".

No hay comentarios en este titulo.

para colocar un comentario.

Con tecnología Koha