El teatro, la verdad y la ficción / Salvador Távora Monográfico : XX aniversario de la AAT.

Por: Távora, Salvador, 1930-Tipo de material: ArtículoArtículoDetalles de publicación: Madrid : Asociación de Autores de Teatro, 2010Descripción: pp. 29-31 30 cmTema(s): Távora, Salvador 1930- | Encuentro Internacional de Teatro Antiguo Griego -- Delfos | Creación dramática | Literatura y escenaRecursos en línea: Ir al artículo (Texto completo) | Descargar | Dialnet En: Las Puertas del DramaAlcance y contenido: "La muerte me rozaba los muslos una y otra vez. Silenciosa; unas veces toda vestida de negro y algunas otras veces con grandes manchas blancas en su arrugada piel. Mi cuerpo y mis ojos se familiarizaron con ella y pasaba horas en entrenamientos agotadores estilizando mi cuerpo, mi figura, para ese tránsito, intentando transformar la verdad de su presencia en ficción, en arte. En esta etapa de mi vida, casi de mi niñez, ejerciendo el oficio de matador de toros ante la presencia de miles de espectadores, atronadores aplausos o descomunales y tormentosas broncas, formalicé, ignorándolo, el acercamiento de mi espíritu, por otro camino que el académico, al universo de la dramaturgia. Con el fantasma de la pobreza, de la incertidumbre, también del miedo, me ocurrió lo mismo...".
Lista(s) en las que aparece este ítem: Las Puertas del Drama
Star ratings
    Valoración media: 0.0 (0 votos)
Existencias
Tipo de ítem Biblioteca actual Colección Signatura Info Vol URL Estado Notas Fecha de vencimiento Código de barras
Publicación periódica Publicación periódica CDAEM
REV407 407 Núm. 38 (2010) Enlace al recurso No para préstamo XX Aniversario de la AAT REV407 38

"La muerte me rozaba los muslos una y otra vez. Silenciosa; unas veces toda vestida de negro y algunas otras veces con grandes manchas blancas en su arrugada piel. Mi cuerpo y mis ojos se familiarizaron con ella y pasaba horas en entrenamientos agotadores estilizando mi cuerpo, mi figura, para ese tránsito, intentando transformar la verdad de su presencia en ficción, en arte. En esta etapa de mi vida, casi de mi niñez, ejerciendo el oficio de matador de toros ante la presencia de miles de espectadores, atronadores aplausos o descomunales y tormentosas broncas, formalicé, ignorándolo, el acercamiento de mi espíritu, por otro camino que el académico, al universo de la dramaturgia. Con el fantasma de la pobreza, de la incertidumbre, también del miedo, me ocurrió lo mismo...".

No hay comentarios en este titulo.

para colocar un comentario.

Con tecnología Koha