El teatro también se lee Andrés Sorel El teatro también se lee

Por: Sorel, Andrés, 1937-Tipo de material: ArtículoArtículoDetalles de publicación: Madrid : Asociación de Autores de Teatro, 2010Descripción: p. 47. 30 cmTema(s): Teatro y lecturaRecursos en línea: Ir al artículo (Texto completo) | Descargar | Dialnet En: Las Puertas del DramaAlcance y contenido: "Escribe Shakespeare en El mercader de Venecia: ANTONIO. «Tengo al mundo por lo que el mundo es, Graciano: la escena de un teatro, donde todos tenemos un papel; el mío es triste». Y Walter Benjamin en sus estudios sobre Franz Kafka: «El mundo de Kafka es un teatro del mundo, y su escenario lo ocupa, necesariamente, el ser humano». Antes que escritores somos lectores. Como lector, desde mi adolescencia, leo a Shakespeare y Kafka, dos de mis escritores predilectos. Todas las literaturas, todos los personajes y situaciones argumentales, pueden extraerse, poética, narrativa, dramáticamente, de la obra de Shakespeare. El sexo, la ambición, la lucha por el poder, la envidia, la hipocresía, el terror, la superstición, la corrupción, el crimen, el humor corrosivo, lo social, lo político, lo esperpéntico. Y cuantos arquetipos han desarrollado después las distintas formas y procedimientos de las literaturas. Personajes del ayer que se encarnan, con otra figuración y escenario, en los de hoy: reyes, políticos, jueces, banqueros, sacerdotes, bufones, putas, nobles, plebeyos. Y el lenguaje. También los lenguajes que, a través del uso que los conforman, en sus obras viven en su esencialidad más lograda..."
Lista(s) en las que aparece este ítem: Las Puertas del Drama
Star ratings
    Valoración media: 0.0 (0 votos)
Existencias
Tipo de ítem Biblioteca actual Colección Signatura Info Vol URL Estado Notas Fecha de vencimiento Código de barras
Publicación periódica Publicación periódica CDAEM
REV407 407 Núm. 38 (2010) Enlace al recurso No para préstamo XX Aniversario de la AAT REV407 38

"Escribe Shakespeare en El mercader de Venecia: ANTONIO. «Tengo al mundo por lo que el mundo es, Graciano: la escena de un teatro, donde todos tenemos un papel; el mío es triste». Y Walter Benjamin en sus estudios sobre Franz Kafka: «El mundo de Kafka es un teatro del mundo, y su escenario lo ocupa, necesariamente, el ser humano». Antes que escritores somos lectores. Como lector, desde mi adolescencia, leo a Shakespeare y Kafka, dos de mis escritores predilectos. Todas las literaturas, todos los personajes y situaciones argumentales, pueden extraerse, poética, narrativa, dramáticamente, de la obra de Shakespeare. El sexo, la ambición, la lucha por el poder, la envidia, la hipocresía, el terror, la superstición, la corrupción, el crimen, el humor corrosivo, lo social, lo político, lo esperpéntico. Y cuantos arquetipos han desarrollado después las distintas formas y procedimientos de las literaturas. Personajes del ayer que se encarnan, con otra figuración y escenario, en los de hoy: reyes, políticos, jueces, banqueros, sacerdotes, bufones, putas, nobles, plebeyos. Y el lenguaje. También los lenguajes que, a través del uso que los conforman, en sus obras viven en su esencialidad más lograda..."

No hay comentarios en este titulo.

para colocar un comentario.

Con tecnología Koha