El gran mercado del mundo de Calderón de la Barca. Versión: Xavier Alberti. Dramaturgia: Albert Arribas

Por: Calderón de la Barca, Pedro, 1600-1681Colaborador(es): Albertí, Xavier [Dirección de escena, Versión] | Arribas, Albert [Dramaturgia] | Glaenzel, Max [Escenografía] | Alonso, Roberto G [Coreografía, Intérprete] | García Milla, María [Vestuario] | Palomar, Angels [Caracterización] | Camprodon, Ignasi [Iluminación] | Bonet, Jordi [Sonido] | Arias, Cristina [Intérprete] | Bordanove, Alejandro [Intérprete] | Comas, Antoni [Intérprete] | Cuadrupani, Elvira [Intérprete] | Domènech, Jordi [Intérprete] | Eguia, Rubèn de [Intérprete] | Genís, Oriol [Intérprete] | Grube, Lara [Intérprete] | Merino, Jorge [Intérprete] | Soto, David [Intérprete] | Plans, Mont [Intérprete] | Marsó, Silvia [Intérprete] | Sánchez, Aina [Intérprete] | Teatre Nacional de Catalunya [Producción] | Compañía Nacional de Teatro Clásico (España) [Producción]Tipo de material: PelículaPelículaIdioma: Español Detalles de publicación: Madrid : INAEM, 2019Descripción: 72 min. son., colRecursos en línea: Ficha en web de Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC) | Ficha Teatre Nacional de Catalunya Créditos de producción: Producción: Compañía Nacional de Teatro Clásico. CNTC | Producción: Teatre Nacional de Catalunya. TNC | Dirección de escena: Xavier AlbertíResumen: En el océano que es el Siglo de Oro de la literatura castellana, una niebla espesa esconde el archipiélago de los autos sacramentales, un género escénico que ha quedado prácticamente inexplorado por nuestros escenarios. La niebla que difumina las formas y virtudes de esos autos tiene mucho que ver con las fragancias eucarísticas emanadas por un imaginario contrarreformista que se fue desinflando tras la paz de Westfalia, con el nacimiento de los nuevos estados nación y la eclosión definitiva del capitalismo como realidad insoslayable. Los autos sacramentales eran una gran fiesta edificada sobre un universo filosófico («teológico», dirían sus contemporáneos), dirigida a un espectro amplísimo de la sociedad. Igual que las tragedias griegas o que la lírica cómica del XIX, el auto sacramental es teatro político para la multitud urbana. Por eso, la naturaleza alegórica de sus personajes tanto nos remite a las crisis clásicas que encontramos en los primeros trágicos democráticos y sus reflexiones sobre las ideologías arcaicas, como a las picarescas denuncias que lanzaban las revistas musicales del Paralelo barcelonés o de la Gran Vía madrileña, con personificaciones voluptuosamente simbólicas de la realidad política. En nuestra época, las doctrinas de los mercados son cada vez más imperiosas y los estados nación van perdiendo a marchas forzadas esa soberanía política que los había erigido durante tres siglos en protagonistas del orden humano. Los autos sacramentales de Calderón, tan atentos a los seísmos que prepararían las bases de una Modernidad aún eurocéntrica, interpelan muy directamente a nuestra contemporaneidad, con las nuevas y profundas transformaciones que nos ha tocado vivir. XAVIER ALBERTÍ
Star ratings
    Valoración media: 0.0 (0 votos)
Existencias
Tipo de ítem Biblioteca actual Colección Signatura Copia número Estado Notas Fecha de vencimiento Código de barras
Videograbación MP4 Videograbación MP4 CDAEM
Videograbaciones Teatro 10397 5 Disponible Copia formato: mp4 (CV) VID103970005

Forma de ingreso: Grabaciones 2019 - CTE

Producción audiovisual: Centro de Tecnología del Espectáculo (CTE)

Tipología de contenido: Grabaciones de espectáculos

Calidad del sonido: Alta

Calidad de la imagen: Alta

Producción: Compañía Nacional de Teatro Clásico. CNTC

Producción: Teatre Nacional de Catalunya. TNC

Dirección de escena: Xavier Albertí

Grabada en: Teatro de la Comedia, 1/10/2019

En el océano que es el Siglo de Oro de la literatura castellana, una niebla espesa esconde el archipiélago de los autos sacramentales, un género escénico que ha quedado prácticamente inexplorado por nuestros escenarios. La niebla que difumina las formas y virtudes de esos autos tiene mucho que ver con las fragancias eucarísticas emanadas por un imaginario contrarreformista que se fue desinflando tras la paz de Westfalia, con el nacimiento de los nuevos estados nación y la eclosión definitiva del capitalismo como realidad insoslayable. Los autos sacramentales eran una gran fiesta edificada sobre un universo filosófico («teológico», dirían sus contemporáneos), dirigida a un espectro amplísimo de la sociedad. Igual que las tragedias griegas o que la lírica cómica del XIX, el auto sacramental es teatro político para la multitud urbana. Por eso, la naturaleza alegórica de sus personajes tanto nos remite a las crisis clásicas que encontramos en los primeros trágicos democráticos y sus reflexiones sobre las ideologías arcaicas, como a las picarescas denuncias que lanzaban las revistas musicales del Paralelo barcelonés o de la Gran Vía madrileña, con personificaciones voluptuosamente simbólicas de la realidad política. En nuestra época, las doctrinas de los mercados son cada vez más imperiosas y los estados nación van perdiendo a marchas forzadas esa soberanía política que los había erigido durante tres siglos en protagonistas del orden humano. Los autos sacramentales de Calderón, tan atentos a los seísmos que prepararían las bases de una Modernidad aún eurocéntrica, interpelan muy directamente a nuestra contemporaneidad, con las nuevas y profundas transformaciones que nos ha tocado vivir. XAVIER ALBERTÍ

Estreno: 15 de mayo de 2019 en la sala Gran del Teatre Nacional de Catalunya en Barcelona

Español

No hay comentarios en este titulo.

para colocar un comentario.

Haga clic en una imagen para verla en el visor de imágenes

Con tecnología Koha