Alma y vida Galdós en el Español de Benito Pérez Galdós; Dramaturgia: Yolanda García Serrano

Por: Pérez Galdós, Benito, 1843-1920Colaborador(es): García Serrano, Yolanda, 1958- [Dramaturgia] | Massa, Pilar [Dirección de escena] | Buale, Emilio [Intérprete] | Casablanc, Pedro [Intérprete] | Conesa, Carmen [Intérprete] | Pamplona, Amparo [Intérprete] | Quiroga, Lua [Escenografía] | Barroso, Lola [Iluminación] | Diego, Paola de [Vestuario] | Álvarez, Irma Catalina [Espacio sonoro] | Teatro Español (Madrid) [Producción]Tipo de material: PelículaPelículaIdioma: Español Detalles de publicación: Madrid, INAEM 2020Descripción: son.,col. 113 minTema(s): Teatro español -- S.XX-XXIRecursos en línea: Ficha y recursos del ciclo Resumen: Grabación realizada en la conmemoración del Centenario de Benito Pérez Galdós, ciclo de 'lecturas escenificadas' de obras del autor canario, dirigidas y versionadas por mujeres, con personajes femeninos como protagonistas.Resumen: Estrenada la noche del 9 de abril de 1902 en el Teatro Español de Madrid María Guerrero es la auténtica musa de Alma y vida. Galdós estaba subyugado por las dotes artísticas de la actriz; en el epistolario de Doña María quedan recogidas algunas de las conversaciones con nuestro dramaturgo. Ella decide abandonar la compañía del Teatro de la Comedia, dirigida por Emilio Mario, por desacuerdos en la elección del repertorio. Esto le dice a Galdós en una de sus cartas: [...] Ya me figuraba el efecto que iba a hacerle a V. mi noticia, y me lo temía, y crea V. que por evitarles a Vds. este jicarazo estoy todavía en esta compañía y he aguantado estas dos últimas temporadas, de invierno y verano, pero ya no podía más. Yo no podía ver con tranquilidad lo que está pasando: esta aversión y esta guerra sorda a todo lo que sea género serio, para apoyar tonterías". La actriz se decide a hacerse empresaria y asumir la dirección artística del Teatro Español. Para esta nueva etapa le pide a Don Benito que escriba algún texto para ella y es en otra de las cartas de la actriz para él donde encuentra la inspiración para Alma y vida: "¡Ah!, ¿se estilan ahora las cartas cortas? Bueno, pues adiós. Le quiere con alma y vida Mariquita". El estreno de Alma y vida introdujo cambios fundamentales en la puesta en escena que vinieron para quedarse. Desde 1900 María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza impusieron que durante la representación sólo estuviera iluminada la escena. Con ello, la luz debía integrarse como un elemento dramático en la totalidad del espectáculo, según señalaba Appia en 1895 en su La mise en scène du drame wagnérien. La incorporación de los cambiantes efectos lumínicos en Alma y vida dieron a Galdós la posibilidad de recrear un ambiente que predispusiera el ánimo de los espectadores. "Desde la representación de Cirano de Bergerac por la compañía Guerrero Mendoza hasta ahora, no se ha visto en Madrid una obra presentada con más lujo teatral ni con más rigurosa propiedad artística e histórica que el drama 'Alma y vida'. La falta de espacio nos impide, como hubiera sido de nuestro deseo, reproducir las escenas culminantes de los cuatro actos de la obra, y en particular del acto segundo, en que los principales actores y actrices, vestidos con preciosos trajes Watteau, representan una pastorela o composición del género bucólico tan en boga en el siglo XVIII. Aun cuando el interés y valor literario de la obra no fueran tan grandes como en efecto lo son, es seguro que todo Madrid concurrirá al Teatro Español, movido por el afán de ver representada plásticamente hasta en sus más nimios accesorios una época de dar sugestionador atractivo como en la que se desarrolla la trama de 'Alma y vida'. Reflejo exacto de dicha época, tanto en lo que se refiere al lenguaje y al gusto literario dominante en ella, cuanto por lo que hace a las costumbres y a la indumentaria, a lo que se ve con los ojos de la cara y a lo que se adivina con los del espíritu, es el drama del insigne Pérez Galdós. Nosotros no somos críticos literarios ni podemos hacer otra cosa sino consignar la agradabilísima impresión que esta obra nos ha producido, el sorprendente cuidado con que ha sido puesta en escena, y el valor positivo de la labor artística que en ella realizan la señorita Moreno, que ha obtenido en 'Alma y vida' un triunfo tan grande como merecido; la señorita Blanco, las señoras Álvarez y Ferri, y los señores Thuillier, Jiménez, Rausel y Manso". Blanco y negro, 10 de abril de 1902 (Dossier Galdós en el Español, 2020)
Star ratings
    Valoración media: 0.0 (0 votos)
Existencias
Tipo de ítem Biblioteca actual Colección Ubicación en estantería Signatura URL Estado Notas Fecha de vencimiento Código de barras
Videograbación MP4 Videograbación MP4 CDAEM
Videograbaciones Teatro Sede de Retiro 10473 Disponible VID104730005
Videograbaciones Videograbaciones
Videograbaciones Teatro Teatroteca 10473 Enlace al recurso Disponible Teatroteca 0032524829034

Forma de ingreso: Grabaciones 2020- CDAEM

Producción audiovisual: Unidad de Audiovisuales CDAEM

Tipología de contenido: Grabaciones de espectáculos

Calidad de la imagen: Alta

Calidad del sonido: Alta

Grabada en : Teatro Español de Madrid, 12/11/2020

Grabación realizada en la conmemoración del Centenario de Benito Pérez Galdós, ciclo de 'lecturas escenificadas' de obras del autor canario, dirigidas y versionadas por mujeres, con personajes femeninos como protagonistas.

Estrenada la noche del 9 de abril de 1902 en el Teatro Español de Madrid María Guerrero es la auténtica musa de Alma y vida. Galdós estaba subyugado por las dotes artísticas de la actriz; en el epistolario de Doña María quedan recogidas algunas de las conversaciones con nuestro dramaturgo. Ella decide abandonar la compañía del Teatro de la Comedia, dirigida por Emilio Mario, por desacuerdos en la elección del repertorio. Esto le dice a Galdós en una de sus cartas: [...] Ya me figuraba el efecto que iba a hacerle a V. mi noticia, y me lo temía, y crea V. que por evitarles a Vds. este jicarazo estoy todavía en esta compañía y he aguantado estas dos últimas temporadas, de invierno y verano, pero ya no podía más. Yo no podía ver con tranquilidad lo que está pasando: esta aversión y esta guerra sorda a todo lo que sea género serio, para apoyar tonterías". La actriz se decide a hacerse empresaria y asumir la dirección artística del Teatro Español. Para esta nueva etapa le pide a Don Benito que escriba algún texto para ella y es en otra de las cartas de la actriz para él donde encuentra la inspiración para Alma y vida: "¡Ah!, ¿se estilan ahora las cartas cortas? Bueno, pues adiós. Le quiere con alma y vida Mariquita". El estreno de Alma y vida introdujo cambios fundamentales en la puesta en escena que vinieron para quedarse. Desde 1900 María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza impusieron que durante la representación sólo estuviera iluminada la escena. Con ello, la luz debía integrarse como un elemento dramático en la totalidad del espectáculo, según señalaba Appia en 1895 en su La mise en scène du drame wagnérien. La incorporación de los cambiantes efectos lumínicos en Alma y vida dieron a Galdós la posibilidad de recrear un ambiente que predispusiera el ánimo de los espectadores. "Desde la representación de Cirano de Bergerac por la compañía Guerrero Mendoza hasta ahora, no se ha visto en Madrid una obra presentada con más lujo teatral ni con más rigurosa propiedad artística e histórica que el drama 'Alma y vida'. La falta de espacio nos impide, como hubiera sido de nuestro deseo, reproducir las escenas culminantes de los cuatro actos de la obra, y en particular del acto segundo, en que los principales actores y actrices, vestidos con preciosos trajes Watteau, representan una pastorela o composición del género bucólico tan en boga en el siglo XVIII. Aun cuando el interés y valor literario de la obra no fueran tan grandes como en efecto lo son, es seguro que todo Madrid concurrirá al Teatro Español, movido por el afán de ver representada plásticamente hasta en sus más nimios accesorios una época de dar sugestionador atractivo como en la que se desarrolla la trama de 'Alma y vida'. Reflejo exacto de dicha época, tanto en lo que se refiere al lenguaje y al gusto literario dominante en ella, cuanto por lo que hace a las costumbres y a la indumentaria, a lo que se ve con los ojos de la cara y a lo que se adivina con los del espíritu, es el drama del insigne Pérez Galdós. Nosotros no somos críticos literarios ni podemos hacer otra cosa sino consignar la agradabilísima impresión que esta obra nos ha producido, el sorprendente cuidado con que ha sido puesta en escena, y el valor positivo de la labor artística que en ella realizan la señorita Moreno, que ha obtenido en 'Alma y vida' un triunfo tan grande como merecido; la señorita Blanco, las señoras Álvarez y Ferri, y los señores Thuillier, Jiménez, Rausel y Manso". Blanco y negro, 10 de abril de 1902 (Dossier Galdós en el Español, 2020)

Estreno: 10 de noviembre de 2020 en la sala Margarita Xirgu del Teatro Español de Madrid, dentro de la programación del Centenario Galdós

Español

No hay comentarios en este titulo.

para colocar un comentario.

Haga clic en una imagen para verla en el visor de imágenes

Con tecnología Koha