Leandro Fernández de Moratín Fernando Doménech

Por: Doménech, Fernando, 1951-Tipo de material: TextoTextoSeries Historia de la literatura universal (Editorial Síntesis) ; 27Detalles de publicación: Madrid: Síntesis, [2003]Descripción: 206 p. 22 cmISBN: 84-9756-138-4Tema(s): Fernández de Moratín, Leandro 1760-1828 | Fernández de Moratín, Leandro 1760-1828 | Teatro español -- S.XVIII-XIX -- Historia y críticaRecursos en línea: Ver índice en pdf Alcance y contenido: "Moratín es un personaje de muchas caras, tantas como puede ofrecer un ser humano de gran personalidad que vivió en una sociedad convulsa y apasionada. Descubrir todas esas imágenes es una forma de comprender todas las paradojas, todas las esperanzas y las insuficiencias de su época y de su país, esa España que estaba a punto de entrar en la modernidad y no llegó a hacerlo. Moratín era ya un hombre moderno con todas sus virtudes y todos sus defectos, con sus insuficiencias y sus angustias. En sus miedos, sus recelos ante la autoridad y su necesidad de verse reconocido por ella, en su aristocrático despego ante el pueblo y su temor ante sus imprevisibles reacciones, pero también en sus certezas y sus ilusiones acerca de un mundo mejor, reconocemos a toda una generación destruida por la guadaña de la reacción y la intolerancia, por los demonios demasiado humanos de esa España que hizo imposible durante dos siglos cualquier viso de modernidad". (De la web del editor).
Star ratings
    Valoración media: 0.0 (0 votos)
Existencias
Tipo de ítem Biblioteca actual Ubicación en estantería Signatura Estado Fecha de vencimiento Código de barras
Fondo moderno Fondo moderno CDAEM
Argumosa - Autores AUT(460)"18-19"MOR \ DOM Disponible 11604

"Moratín es un personaje de muchas caras, tantas como puede ofrecer un ser humano de gran personalidad que vivió en una sociedad convulsa y apasionada. Descubrir todas esas imágenes es una forma de comprender todas las paradojas, todas las esperanzas y las insuficiencias de su época y de su país, esa España que estaba a punto de entrar en la modernidad y no llegó a hacerlo. Moratín era ya un hombre moderno con todas sus virtudes y todos sus defectos, con sus insuficiencias y sus angustias. En sus miedos, sus recelos ante la autoridad y su necesidad de verse reconocido por ella, en su aristocrático despego ante el pueblo y su temor ante sus imprevisibles reacciones, pero también en sus certezas y sus ilusiones acerca de un mundo mejor, reconocemos a toda una generación destruida por la guadaña de la reacción y la intolerancia, por los demonios demasiado humanos de esa España que hizo imposible durante dos siglos cualquier viso de modernidad". (De la web del editor).

No hay comentarios en este titulo.

para colocar un comentario.

Haga clic en una imagen para verla en el visor de imágenes

Con tecnología Koha